Compartelo en Facebook
Compartelo en Twitter
Pin to Pinterest
+

Fuente: Crehana, Educación para mentes creativas

Con el aumento de los medios digitales y las redes sociales, las empresas han tenido que transformar sus estrategias de publicidad para comunicar más y mejor y así conservar la lealtad de sus clientes hacia la marca o empresa.

En este sentido, los expertos en Marketing y los Community Managers han encontrado que la cultura popular es una gran aliada para causar un buen impacto entre los seguidores. Esto debido a que crear publicidad ya no sólo se trata de forzar un mensaje promocional frente a una audiencia, sino más bien de encontrar formas efectivas que permitan convencer a los consumidores de pertenecer a esa audiencia.

En ocasiones alcanzar esa meta requiere de un poco humor, nuevas plataformas y hacer uso de la llamada “cultura de Internet” permitiendo que nuestra estrategia de publicidad sea más atractiva y más interesante.

¿Memes y publicidad?

Todos hemos escuchado, leído y hasta utilizado el término meme pero, ¿qué es un meme? Un meme es cualquier imagen, video, frase o combinación de éstos que se comparte y viraliza a través de redes sociales y blogs. Usualmente llevan un mensaje oculto que da cuenta de la cultura popular, lo que los convierte en chistes cargados de sátira.

Aunque hoy en día casi cualquier persona puede crear un meme, algunos llegan a ser tan elaborados que requieren cierto conocimiento de programas como Photoshop o habilidades más avanzadas de edición de video.

Sin embargo, a pesar de que los memes parecen ser una muy buena estrategia de publicidad, pueden ser un arma de doble filo si no se les utiliza correctamente. A continuación te dejamos algunas recomendaciones a tener en cuenta si estás considerando hacer uso de esta estrategia de publicidad en tu empresa.

Un buen meme, por regla general es: fácil de leer, fácil de entender, fácil de compartir, relevante para la audiencia o el momento, y divertido.


Los memes tienen un periodo de vida muy corto, así que aprovecha el momento, pero no satures a tu audiencia porque podría ser contraproducente.
Algunos memes están asociados a temas delicados que podrían ofender a tu audiencia y perjudicar la imagen de tu marca, por ello siempre asegúrate de que el contenido sea apropiado.
Reflexiona acerca de cómo reaccionará tu audiencia. Al igual que con cualquier otro tipo de estrategia, los memes deben ser probados por su eficiencia y por el impacto positivo que causan en nuestra audiencia.

Así que ya lo sabes, usar memes como parte de tu estrategia publicitaria definitivamente puede atraer la atención de los usuarios, aumentar el alcance de tus publicaciones y ayudar en tus esfuerzos de branding. Si quieres reforzar tus conocimientos de diseño y edición recuerda que en Crehana siempre tenemos un curso diseñado especialmente para tus necesidades, sólo tienes que visitar nuestra sección de cursos para conocer toda la oferta.

Compartelo en Facebook
Compartelo en Twitter
Pin to Pinterest
+